Usamos cookies en todos nuestros sitios webs para mejorar tu experiencia durante tu navegación así como para obtener datos estadísticos. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. En caso de no hacerlo, entendemos que aceptas su uso. Pincha aquí para más información

Se halla un enorme agujero negro en una galaxia enana

Se halla un enorme agujero negro en una galaxia enana

Imagen cortesía de Imagen compuesta de la galaxia enana Henize 2-10. Telescopio espacial Hubble es de color rojo, verde y azul, el Very Large Array de datos es de color amarillo y el Chandra X-Ray de datos del Observatorio es el morado. Reines NRAO / AUI

En su centro, casi todas las grandes galaxias contienen un agujero negro supermasivo rodeado de un bulbo de estrellas. Sin embargo, la cuestión de qué se formó antes, el agujero negro o el bulbo galáctico, ha sido una tradicional pescadilla que se muerde la cola en el campo de la astronomía.

Las nuevas observaciones por radio y por rayos X de la galaxia enana Henize 2-10 muestran que, aunque la minúscula galaxia no tiene ese bulbo de estrellas, contiene muy probablemente un agujero negro supermasivo que aproximadamente tiene un tamaño equivalente a un cuarto del tamaño del agujero negro que se encuentra en el centro de la Vía Láctea.

Henize 2-10 es pequeña e irregular y forma estrellas de manera activa, lo que significa que es muy similar a las galaxias jóvenes, afirman los investigadores. El nuevo hallazgo sugiere, por lo tanto, que las galaxias jóvenes también formaron sus agujeros negros centrales antes de desarrollar los bulbos.

“Ciertamente, esto prueba que los agujeros negros se formaron en primer lugar”, afirma Amy Reines, candidata a Doctora de la Universidad de Virginia que descubrió el agujero negro.

No obstante “yo no pondría la mano en el fuego ya que no sabemos con certeza si existe un único camino para la formación de galaxias”.

¿La evaluación de las galaxias está en acción?

Reines estaba estudiando las regiones que están en fase de formación de estrellas en Henize 2-10 utilizando el Very Large Array en Nuevo Méjico y el Telescopio Espacial Hubble cuando encontró una fuente de ondas de radio compacta que emanaba de la galaxia.

El Observatorio en órbita de rayos X Chandra reveló posteriormente que la misma fuente emitía rayos X.

El patrón de radiación es “característico de un agujero negro que se alimenta en su medio”, afirmó Reines. No obstante, a diferencia de los agujeros negros más pequeños que se forman procedentes de estrellas colapsadas, este agujero negro tiene aproximadamente un millón de veces la masa de una estrella.

Estos agujeros negros supermasivos se han encontrado en otras galaxias pequeñas pero estas galaxias son como “galaxias normales a una escala menor”, comentó Reines.

“Henize 2-10 tiene esta forma irregular ... y la formación de la estrella realmente lo hace diferente”, afirmó. “Creemos que podríamos estar siendo testigos de la fase temprana de la evolución galáctica."

Meg Urry, astrónomo de la Universidad de Yale que no participó en la actual investigación lo ha calificado de buen trabajo, indicando que “tienen muchos datos”.

Pero en lo que se refiere a que la Henize 2-10 sea una clave para abrir el Universo, “no se puede atribuir demasiado a un objeto. Lo han hecho muy bien en la medida en la que se puede hacer con un solo objeto de estudio”.

La investigación del agujero negro apareció en la edición en línea de 9 de enero de la revista Nature.

Noticias Relacionadas

Las noticias más leidas

  1. Fox
  2. Foxlife
  3. National Geographic Channel
  4. NGWild
  5. Viajar
  6. Baby tv