Usamos cookies en todos nuestros sitios webs para mejorar tu experiencia durante tu navegación así como para obtener datos estadísticos. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. En caso de no hacerlo, entendemos que aceptas su uso. Pincha aquí para más información

Estructuras desconocidas

Estructuras desconocidas

En los confines de la creación, «estructuras desconocidas y ocultas están atrayendo nuestro universo como si fuesen imanes cósmicos; al menos es lo que se desprende de un controvertido estudio realizado recientemente.


Se dice que todo lo que forma parte del universo conocido se desplaza hacia aglomeraciones masivas de materia cósmica a una velocidad de 3,2 millones de kilómetros por hora, un movimiento que los investigadores han denominado como flujo oscuro.


La presencia de materia extra-universal sugiere que nuestro universo forma parte de algo mayor, un multiverso, por llamarlo de alguna manera y sea lo que sea que exista allí afuera, es extremadamente distinto del universo que conocemos, explica el responsable del estudio, Alexander Kashlinsky, astrofísico del centro de vuelo espacial Goddard de la NASA en Maryland.


Esta teoría podría reescribir las leyes de la física. Los modelos actuales indican que el universo conocido y visible, que se extiende hasta donde ha llegado la luz desde el big bang, es, en esencia, igual al resto del espacio-tiempo (las tres dimensiones del espacio más el tiempo).


Imaginando el flujo oscuro
El flujo oscuro recibe su nombre de la energía oscura y la materia oscura, otros dos fenómenos astrofísicos inexplicados.
El flujo recién descubierto no puede explicarse por ni está directamente relacionado con la expansión del universo, aunque los investigadores consideran que ambos tipos de movimiento están sucediendo de forma concurrente.


En un intento de simplificar el difícil concepto, Kashlinsky nos pide que nos imaginemos flotando en medio de un vasto océano.  Hasta donde podemos ver, el océano está en calma y se muestra igual en todas las direcciones, justo la misma forma en que los astrónomos conciben el universo. Uno pensaría que más allá del horizonte, por tanto, no hay nada distinto.
Pero de repente, descubres un leve y constante flujo en tu océano», continúa Kashlinsky. Por ello deducirías que todo el cosmos no es exactamente igual a todo lo que se observa dentro del propio horizonte».


Debe de existir un río de montaña o barranco no visible que empuje o arrastre el agua. O en el caso cósmico», Kashlinsky especula que «este movimiento se origina en estructuras situadas más allá del horizonte cósmico, a una distancia de más de 14 mil millones de años luz.

Share

Noticias Relacionadas

Las noticias más leidas

  1. Fox
  2. Foxlife
  3. National Geographic Channel
  4. NGWild
  5. Viajar
  6. Baby tv