Usamos cookies en todos nuestros sitios webs para mejorar tu experiencia durante tu navegación así como para obtener datos estadísticos. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. En caso de no hacerlo, entendemos que aceptas su uso. Pincha aquí para más información

temas-represas

temas-represas

Fotografía de Amy Toensing

En el mundo desarrollado no hay nada natural acerca de cómo obtenemos el agua. La represas producen energía hidroeléctrica y los embalses situados detrás almacenan el agua para su uso a largo plazo. La infraestructura hidráulica como diques y canales, distribuye el agua a nuestros hogares y campos, además de mantener los ríos fluyendo a través del cauce deseado.

Las represas, diques y canalizaciones también abundan en el mundo en vías de desarrollo. En algunas regiones, las comunidades todavía utilizan antiguas infraestructuras de almacenamiento y dependen de canales centenarios para el regadío.

Mientras el consenso de la mayoría es que la infraestructura hidráulica (bien sea pequeña o grande) es crucial para el bienestar de la humanidad, también existe la teoría de que gran parte de la infraestructura de gran tamaño, como represas y diques, no justifican los costes medioambientales que generan, tales como la mortandad de peces, planicies aluviales alteradas, aumento de inundaciones y degradación de la calidad del agua.

La construcción de embalses ha experimentado un resurgimiento a la par que los movimientos anti-represas adquieren mayor impulso en algunas áreas. Durante la última década, se han demolido 430 represas en los ríos estadounidenses, reabriendo el hábitat para especies acuáticas, restableciendo cauces más saludables, mejorando la calidad del agua y devolviendo la vida a los ríos.

La infraestructura nos puede ayudar a paliar los efectos del cambio climático, (las tormentas se vuelven más intensas pero menos frecuentes) al proporcionar una mayor capacidad de almacenamiento y control de flujo, pero necesitamos encontrar mejores formas de utilización de represas, diques y canales que no afecten las especies acuáticas, los ecosistemas y que no pongan en riesgo nuestra seguridad a largo plazo.

Ficha

  • Desde 1950, el número de grandes represas ha ascendido de 5.000 a más de 45.000, una media que equivale a construir dos grandes represas diarias durante medio siglo.
  • A nivel mundial, 364 estructuras de trasvase de agua mueven 400 mil millones de metros cúbicos de agua anualmente, de una cuenca fluvial a otra: el equivalente a trasvasar 22 ríos Colorado.
  • Durante los 10 años posteriores a la demolición de la presa Edwards en el río Kennebec, cerca de Augusta, en Maine, las poblaciones de esturión, salmón atlántico y róbalo han regresado en números pasmosos a los centros de desove, revitalizando la pesca recreativa, que añade 65 millones de dólares anuales a la economía local.

Share

Noticias Relacionadas

Medio ambiente A-Z

  1. Fox
  2. Foxlife
  3. National Geographic Channel
  4. NGWild
  5. Viajar
  6. Baby tv