Usamos cookies en todos nuestros sitios webs para mejorar tu experiencia durante tu navegación así como para obtener datos estadísticos. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. En caso de no hacerlo, entendemos que aceptas su uso. Pincha aquí para más información

La llegada anticipada del verano está alterando el florecimiento de las flores y la migración de los pájaros en Europa

La llegada anticipada del verano está alterando el florecimiento de las flores y la migración de los pájaros en Europa

El reloj estacional de la Tierra se ha vuelto loco. Los veranos en el Viejo Continente están llegando diez días antes de lo previsto y podrían alcanzar los veinte días antes de final de siglo si las emisiones de carbono continúan con el ritmo actual, según un estudio publicado por científicos franceses.

Y no se trata sólo de Europa. Los árboles comienzan a florecer y a brotar cada vez más pronto, los pájaros cambian las fechas de sus migraciones y las mariposas aparecen antes, señales evidentes de que el cambio climático está alterando las condiciones meteorológicas de cada estación en el hemisferio norte. 


Más info: ¿Qué es el cambio climático?


Y es que la aparición de las temperaturas típicamente veraniegas se ha adelantado hasta en diez días en las últimas cuatro décadas según la investigación publicada este lunes por la revista Nature. En la década de 1960, la interrupción del invierno con tiempo cálido se producía alrededor del 10 de abril. A partir de ahí comenzó adelantarse hasta situarse en el 30 de marzo en 2010. Según los autores del estudio, para 2100 el verano en Europa llegará el 25 de marzo, unos veinte días antes que en la época pre-industrial.

Esta alteración se está reflejando en la apertura anticipada de las yemas de las uvas en Francia, el florecimiento de los cerezos en Suiza o en las floraciones prematuras de las plantas estivales en Inglaterra.
La llegada acelerada de los veranos se debe a laacumulación de los largo del último medio siglo de gases que retienen el calor, según Julien Cattiaux, científico especializado en el clima del Centro Nacional de Investigación Meteorológica de Francia y coautor del estudio publicado en Nature. 

Este calor aceleraría el deshielo en Europa del Este y cortaría la circulación de aire frío en el continente, jugando el calentamiento atmosférico un papel vital en la llegada del típico calor veraniego mucho antes que hace décadas. 

Vídeo: El deshielo es una realidad, inmensos glaciares se derriten a una velocidad imparable


Kevin Trenberth, especialista en meteorología del Centro Nacional de Investigación Atmosférica, encuentra algunas deficiencias en el estudio francés, señalando que solo analiza de forma muy simple dos estaciones y usa modelos que no incorporan procesos complejos del tiempo. Según Trenberth, hay otros estudios que sí analizan mejor la llegada prematura de la primavera.

Otras investigaciones en otros países han determinado que las condiciones estacionales están cambiando en todo el Mundo.

En Estados Unidos, la primavera y verano no están definidos por el calendario, sino por los umbrales de temperatura específicos y patrones que indican que se han estado adelantando más de un día y medio cada década desde 1948, según un reciente estudio del International Journal of Climatology. Como consecuencia de ello, el otoño y el invierno también llegan más tarde.

Por su parte, en China, un estudio anterior mostró que el verano se adelantó en seis días entre 1951 y 2000, mientras que el invierno propiamente dicho se redujo en 11 días.

Estamos encantada con la llegada del buen tiempo, con colgar los abrigos y dar paso a la manda corta, pero todos estos cambios, por mínimos que nos parezcan, están desencadenando consecuencias desbastadoras en la naturaleza, comenta Allen.

"Si pensamos en la producción de alimentos, con estos cambios de estación hacia adelante y hacia atrás, estás impactando en el ciclo implicado, en los insectos y la polinización y todos estos fenómenos que interactúan y de los que realmente dependen las estaciones", asegura.

Las aves son uno de los factores precursores del cambio de las condiciones estacionales. La semana pasada, la revista Science publicó un estudio en el que investigadores alertaban de que el calentamiento global ha estado alterando a las poblaciones autóctonas de pájaros en Europa y América del Norte durante las últimas tres décadas, con consecuencias significativas para los petirrojos, reyezuelos, y una multitud de otras especies comunes europeas y norteamericanas.

Aquellos ejemplares cuyo hábitat favorito se ve favorecido con estos cambios en las condiciones estacionales están aumentando su número. Pero aquellos cuyos hábitats se están viendo afectados, que viven en bosques húmedos que se están secando, se están reduciendo. 

Y no solo hablamos de pájaros, las abejas, mariposas y muchas otras especies de animales e insectos están viendo alterado su número por el cambio climático y por tanto estacional.


Noticias Relacionadas

Medio ambiente A-Z

Las noticias más leidas

  1. Fox
  2. Foxlife
  3. National Geographic Channel
  4. NGWild
  5. Viajar
  6. Baby tv