Usamos cookies en todos nuestros sitios webs para mejorar tu experiencia durante tu navegación así como para obtener datos estadísticos. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. En caso de no hacerlo, entendemos que aceptas su uso. Pincha aquí para más información

Disfraz-de-león

Disfraz-de-león

Fotografía de Corentin Fohlen

1 de marzo de 2017

Para Haití, cada celebración es una catarsis.

Y la mayor catarsis tiene lugar durante elKarnaval anual del país, que se celebró durante las semanas previas a Mardi Gras (el famoso carnaval que se celebra en varios Estados del Sur de Estados Unidos como Nueva Orleans, Luisina, Alabama... y que este año ha tenido lugar el 28 de febrero).

Durante más de 100 años, el Karnaval haitiano ha tenido lugar en varias ciudades alrededor de la isla y muestra la cultura criolla de este país. La única catástrofe lo suficientemente grande como para poner fin a las celebraciones fue el terremoto de magnitud 7.0 que sacudió el país en 2010. Casi siete años después, Haití sigue siendo uno de los países más pobres del mundo y hace poco sufrió un brote de cólera, sin embargo el Karnaval ha pasado a representar la capacidad de recuperación de los haitianos.

El fotógrafo francés Corentin Fohlen, desalentado por las continuas noticias negativas que rodeaban Haití, viajó a Jacmel, una pequeña ciudad en la costa sur de la isla, para fotografiar la creatividad y el espíritu de un pueblo a menudo visto como oprimido.


No te pierdas todas las imágenes de Corentin Fohlen aqui


"Siempre se habla de Haití en términos de pobreza, pero para mí esta isla es uno de los lugares [más ricos]. No monetariamente, sino por su riqueza creativa", explica Fohlen.

Fohlen empezó a fotografiar haitianos mediante la creación de un estudio improvisado en una acera de la ciudad cerca de la zona de celebración de Karnaval, donde creaba retratos de cada traje único. Esperaba que al centrarse en cada individuo, acabaría empoderándoles.

La cultura criolla de Haití es una mezcla de todas las que han habitado la isla -la francesa, la caribeña, la africana- y juerguistas plasman artísticamente esa identidad en sus trajes de Karnaval. Cubiertos con pintura, o escondidos detrás de una máscara, los trajes son la forma que tienen los haitianos de escapar de las diferencias sociales, a menudo muy arraigadas en su sociedad. Muchos trajes están hechos con cartón piedra o pintados directamente sobre la piel.

Algunos trajes Karnaval buscan parecerse a personajes de vudú o animales salvajes africanos. Otros tienen un carácter más surrealista. Durante épocas más inestables, los disfraces cumplen una función satírica y política.

Cuando se le preguntó qué quería transmitir con sus fotos, Fohlen afirmó que nada en concreto. Para un pueblo cuya narrativa a menudo está escrita por personas ajenas, esperaba que sus retratos simplemente mostrasen la otra cara de Haití "lejos de la pobreza, la violencia y los temas humanitarios".


También te podría interesar: Disfraces de carnaval

Viaje y culturas A-Z

Las noticias más leidas

  1. Fox
  2. Foxlife
  3. National Geographic Channel
  4. NGWild
  5. Viajar
  6. Baby tv